Skip navigation.
Home
 

Buenos amigos

Imagen de el Kili

Siempre uno piensa que aquellas amistades que ya formo serán duraderas, pero del total, se sabe que solo algunas vivirán por muchos años.

Amigos del colegio, de la universidad o trabajos, amigos que uno hizo por ahí, que al final no recuerdas donde. No todas ellas son iguales, ni tan profundas. En verdad eso es lo rico de tener amigos, que uno puede saber el nivel de confianza que tenga con esta o con aquella persona o con quien compartir diferentes situaciones.

Unos son confidentes, otros son esporádicos, algunos de fiestas o reuniones sociales, hay los que fueron compañeros y el tiempo los transformo en buenos amigos.

Sin duda alguna somos seres sociales, que necesitamos compañía de nuestros pares, que pedimos una mano para pedir ayuda, un hombro sobre el cual descansar o simplemente compartir tus experiencias.

Pero ¿cómo se dicta cuando una amistad se debe terminar?
Me ha pasado con muchas amistades, que el tiempo o la distancia terminan sepultando una amistad. Aunque estos son buenos factores, no dictan el quiebre en una amistad.
Hay amigos que pese a toda la distancia, a años y años de alejamientos siguen siendo nuestros amigos.

Este año ha sido un extraño tiempo de recuentro, descubrir que hay amigos casi eternos, algunas de más de 18 años que siguen intactas, otras de poco tiempo pero igual de profundas. En este minuto mientras escribo el borrador de este post, voy camino a Viña del Mar, a juntarme con un gran amigo, de no muchos años de amistad, pero gran amigo al fin y también a visitar a un par de amigas de muchos años, que no veo hace largo tiempo.

Acá el sentido del post. ¿Tienen amigos añosos? ¿O son de nuevos amigos? ¿Existen los amigos del alma? Esos de que ni el tiempo, ni la distancia y los difíciles momentos que puedan haber, quebrantaran esa amistad. Y la mejor de todas las preguntas ¿Se consideran buenos o malos amigos?

Saludos el kili