Skip navigation.
Home
 

La Fuente del Bicentenario

Imagen de Colors

Primero que todo, Hola.

Ha pasado un buen tiempo desde que no escribía. Espero no haber perdido el toque, si es que alguna vez lo tuve. Si no lo tuve nunca, por lo menos espero haberlo desarrollado en el tiempo que he pasado entrenando en las montañas, si aún así nada de nada, sepan al menos que vuelvo con todo lo que tengo.

Sabía que pronto llegaría la hora de redactar algo de nuevo, así es que he estado pensando últimamente en qué quería escribir ahora en mi comeback, sin llegar a nada mucho la verdad. Pero ayer, luego de salir del trabajo y después de que me plantaran, decidí cambiar mi cita con aquella persona para tener una cita con Colors.

- "Hola, Colors," me dije, tratando de parecer agradable, “¿me demoré mucho?", agregué para mostrar, además, preocupación.

Luego de meditar sobre las terribles consecuencias de mucha soledad prolongada, me quedé ahí mirando lo que tenía enfrente. Era La Fuente del Bicentenario, ubicada al final del Parque Balmaceda, al lado del Passapoga, si les sirve de referencia a los cochinones ;-).

La Fuente del Bicentenario fue inaugurada en septiembre pasado acá en la comuna de Providencia, con el fin de homenajear, como su nombre lo dice, el gran evento que viviremos dentro de un poco más de cuatro años. Tuve la suerte de asistir a la celebración, donde pude escuchar el gran discurso del edil (porque podré no estar de acuerdo con él en muchas cosas, pero Providencia ha estado bastante bien, así que nada que decir) y a una orquesta que tocó emocionantes piezas de música selecta, como a Tchaikovsky, el tema de "2001, Odisea en el Espacio", el tema central de "Star Wars" y "Bohemian Rhapsody" de Queen, con los chorros de la fuente yendo de acorde a la melodía y el ritmo. Sin duda eso fue emocionante, pero sobre eso, me di cuenta de que se estaba inaugurando un lugar que sería especial dentro de Santiago, y sobre todo de Providencia.

El alcalde, en aquella ocasión, mencionó algo así como "este será lugar de inspiración para poetas, reunión para amistades y enamorados, blah, blah, blah". Le creí, y todas las veces que he ido allí con alguien especial (amigos o lo que sea) he podido ver que efectivamente tiene gran concurrencia y se ven varias parejas y gente que parece meditar solamente frente a la espectacular fuente.

Si la han visto (o planean verla), deben de saber que no es lo mismo hacerlo de noche que de día, ya que si bien esta ofrece un muy buen juego de coordinación, en la noche se presenta con una iluminación digna de Las Vegas. Se ve bastante galáctico la verdad, pero es muy bonito perder la vista ahí.

Me gustaría pensar que voy a poder seguirla viendo de vez en cuando. También que podré ir muchas veces más en compañía de Colors o de alguien especial. Para mí, La Fuente del Bicentenario ha sido un buen lugar para pensar, y también para no pensar. Si usted tiene la oportunidad de ir a verla un rato, sepa que hay buenas bancas alrededor para observar en comodidad. Si no, puede sentarse en el pastito, que tampoco será malo.

Al menos yo, ayer lunes, tuve la oportunidad de verla al atardecer, y es que el atardecer es un espectáculo desde donde se mire. Mañana espero estar allí también para mirar un rato. Mala idea no es.

- You like Sushi?, You like to be Light? Then you totally belong to the Sushi Lights.