Skip navigation.
Home
 

SL viajero: Hacienda Bucalemu

Imagen de The Bartender

Hacienda Bucalemu

Dentro de los lugares que se pueden visitar (en auto) a una distancia razonable de Santiago, se encuentra la Hacienda Bucalemu, que tuve la oportunidad de conocer este fin de semana. De San Antonio al sur y cerca de Navidad, Bucalemu pasa bastante desapercibido, y es prácticamente imposible saber que existe a menos de que a uno le hayan contado o lo haya leído en alguna parte, pero a muchos les debe sonar, dado que forma parte de nuestra historia. Es bastante fácil llegar, y para los perdidos, tenemos hasta mapa.

mapa

Conociendo un poco de su historia, cabe señalar que se ignora cuándo fue construida la casona patronal, pero se sabe que el Capitán Sebastián García la donó a la Compañía de Jesús en 1616. En 1791, luego de la expulsión de los jesuitas de España y sus colonias, la hacienda pasó a manos de Pedro Fernández Balmaceda. En 1840 nace en ese lugar el Presidente José Manuel Balmaceda. La hacienda es adquirida en 1865 por Claudio Vicuña, próspero agricultor y parlamentario que la convierte en el Parque Bucalemu, con la ayuda del paisajista francés Guillermo Renner. Con un estilo bastante europeo, pero con una gran variedad de plantas tanto autóctonas como introducidas. En 1978 pasó a manos del Ejército de Chile y fue la residencia de descanso del General Augusto Pinochet. El 21 de febrero del 2004 el ejército entregó los terrenos a la comuna de Santo Domingo para convertirla en un parque histórico cuya administración compartirán el municipio y el ejército. La hacienda se abrió oficialmente al publico en Abril de este año.

Ahora, la parte interesante, a mi juicio, aparte de la casona y su valor histórico, es el parque, que tiene 18 hectáreas de jardines con una serie de rincones apacibles, y pavos reales que deambulan por todo el lugar. Es cierto que el estado actual del parque es más bien de abandono, pero como me comentara el Sr. Hugo Díaz, cuidador/ administrador/ guía turístico del lugar, son solo 3 personas las que se encargan de la mantención de todo el parque, y al parecer simplemente no dan abasto.

Disfruten las imágenes del lugar, se lo recomiendo a todos los que veranean en la V región para hacer algo distinto, a ver si entre todos, logramos mantener este pedacito del pasado.




PS: La entrada cuesta módica luca.