Skip navigation.
Home
 

Una visita en honor a Baco

Imagen de The Bartender

Debido a la intempestiva visita de mis padres, me encontré de pronto con un fin de semana plagado de actividades, y quise compartir la que me parece la más acorde con mi línea editorial en SL, la visita ala Viña Undurraga.
Nuestro viaje nos llevó en un poco menos de una hora a las cercanías de Malloco, escapando aunque sea por unas horas del smog infesto que tenemos en Santiasco este fin de semana, hasta un amplio y ventilado predio que es desde 1886 cede de esta tradicional viña nacional.


Durante el fin de semana tienen 3 tours por la viña, a las 10:00, 11:30 y 13:00hrs. Por relativamente módicos 5000 pesos unas señoritas muy amables te dan un recorrido por la viña, partiendo por el jardín de lo que alguna vez fuera la casa patronal de la viña, para luego llegar hasta los viñedos, en donde uno puede apreciar las diferencias entre las distintas cepas.

La siguiente parada son los estanques metálicos donde se fermentan los vinos varietales y los reserva en la primera parte del proceso. Cada uno de los estanques cuenta con un sistema de control de temperatura, para controlar la fermentación y procurar un vino optimo. Los varietales se van directo de aquí a las botellas que compramos en el supermercado, los vinos de reserva en cambio pasan a la siguiente etapa, y reposan entre 6 a 18 meses mas en barricas de roble francés o americano (importadas poh oye), donde adquieren el cuerpo, la madera y los taninos característicos de los vinos de guarda.


El paseo termina en la sala de ventas de la viña, donde un enólogo te ofrece a catar 3 variedades distintas de los vinos reserva de la viña. En nuestro caso fue un chardonay, un carmenere y un cabernet souvignon. Personalmente soy tradicional y me quedo con el cabernet. La copa en la que probamos los vinos es el souvenir del paseo y pueden llevársela tranquilamente a sus casas.


Personalmente disfruté el paseo, pero dado que no es la primera viña a la que voy me permito dar algunos consejos. En lo posible traten de ir a fines de Febrero o durante Marzo, porque es en esa época donde podrán ver las vides cargadas de fruta y apreciar las diferencias entre las distintas cepas de uva. La mejor hora para catar dicen que es temprano por la mañana, porque los sentidos están mas despiertos, pero les recomiendo tomar un desayuno contundente, ya que de lo contrario a la tercera copa ya les importará bastante menos la calidad del vino.