Skip navigation.
Home
 

WoW

Imagen de Tapio

Cuando tuve mi primer computador como los que conocemos hoy día, que no fuera Atari o Spectrum, y que gozara de un disco duro y su propia pantalla a colores, instalé un pequeño juego de estrategia donde los humanos se enfrentaban a unas abominaciones de raza llamados Orcos, en un pequeño y sencillo mapa inspirado en un medioevo fantástico.
"Warcraft", recuerdo muy bien cuando llego uno de mis partners con los diskettes para instalarlo, "Esto es lo último en juegos de estrategia". Pero la cosa parece que cambió un poquito...

Sigue Leyendo.

La pesadilla comenzó. Una carrera de estrategia contra el tiempo para poder generar, dentro del juego, los recursos necesarios para armar un ejército. Comenzabas tan solo con un pequeño peón que podía hacer tres cosas: Talar árboles, minar oro o construir. ¿Que hacías primero?, ¿cuanto tiempo se demoraría tu oponente (el computador) en costruir el pequeño poblado y lograr armar el ejército necesario para derrotarte?.
Monitos iban, monitos venían. Peones trabajaban y los ejércitos se enfrentaban. Un pequeño enredo muy bien ordenado en tu pantalla y laaaaargas noches de insano entretenimiento hicieron este juego un verdadero placer hasta que... salió "Warcraft II".

Ahí la cosa se complejizó un poco más, pero nada terrible, agregaron mas razas y más clases de personajes. No bastaba solo con la infantería si no que ibas ahora a la guerra con caballería y hasta uno que otro clérigo con una pequeña variedad de hechizos para apoyar a tus tropas o simplemente destruir una pequeña zona de tu enemigo con el poder que le hace honor a la compañía que lo inventó... Blizzard.
La vida era una tortura. La mayor gracia de este juego era que podías conectarte en una red local con tus amigos
y así pasamos horas de sano entretenimiento jugando con un ñoño vecino SK con el que compartíamos gustos similares y del cual, para proteger su identidad solo daré sus iniciales "M.A.Ñ.U.N.G.O.".
Cuantos fines de semana a puro vino y "Warcraft II".
La tecnología avanzó y nuevamente Blizzard sacó un nuevo juego. Obvio!, si existen ñoños que fabrican estas cosas y ñopo que consumen estas cosas.. el negocio esta hecho. Así nació Warcraft III.

Afortunadamente los horarios no me permitieron enviciarme en esta maravilla que ya agregaba una infinidad de héroes, razas, objetos únicos y etcéteras y etcéteras. Se podría hacer un tratado sobre este juego y sus expansiones, donde lo más importante a destacar es que agregaron dos cosas: un juego que podías jugar en 3D y una surtida gama de personajes y héroes que te permitían al fin tener una historia.
Pasó el tiempo, sumamos nuevas responsabilidades a nuestras vidas y, cuando todos creíamos que habíamos madurado, Blizzard nos demostró que eso no era verdad y nos lanzó un hechizo con un 20 natural... World Of Warcraft.

¡Que diablos!.

Este maldito juego tiene todo, absolutamente todo lo de los juegos mencionados anteriormente (¿será porque es una continuación de estos?.. burp!). Ahora dirán: "¿que gracia tiene esto?". Mucha, la cosa cambió.. y chuata que cambió:

Primero: Ya no administras un poblado si no que eres tan solo un persoanje que sirve a dos bandos: La Horda o La Aliancia.
Es algo así como musulmanes y católicos, Osama y Bush y cosas asi. No voy a analizar los componentes facistoides de la asignación de las razas porque hoy le tiro flores al programa. Eso queda a su criterio.

Segundo: Puedes elegir una raza y algunas características mínimas (sexo, uno que otro color) y... tu clase (guerrero, mago, cazador, etc...)

Tercero: Tienes que entrenarte. Una vez que esta en ete mundillo serás asignado, por tu raza, a alguna localidad donde viva mas gente como tu. Partes con un insignificante nivel uno con hilo y aguja y una piedra afilada.. asi que te tienes que preocupar de aprender ciertas habilidades para sobrevivir en el mundo. Estas van desde mineria, herrería, herbalismo, cocina, etc...

Cuarto: Debes subir de nivel. Al igual que en los juegos de rol tienes que ganar experiencia. Al ir sumándolas subiras de niveles, lo que te dará mayor poder y vida. Cada hachazo, flechazo, mordida, golpe, escupo o miscelaneo con lo que te den te quitará un poquito de vida. Por esto debes ir agregando resistencia a golpes porque cada vez son más.
Esto se logra matando monitos y sumando puntos de a poquito o haciendo misiones que aceptarás en cada poblado o asentamiento que recorras: "vé a buscar la cabeza de aquel centauro traidor" y TATE!.. 2500xp.

Quinto: debes comprarte un arma. En un mundo hostil... ¡Nadie sobrevive negociando!.

Sexto: Esto es lo malo... debes tener tarjeta de crédito porque jugar en el servidor oficial es "P.A.G.A.D.O.". Así que quienes vivan en países desarrollados no podrán conocerlo si no usan "Paypal" o tomen la desición de romper un par de leyes.

Por ahí va la cosa. Lo que comenzó como un violento hijo nacido de la cruza de "Lemmings" y "worms" que inocentemente fue cargado desde un diskette a mi computador es ahora un juego que vive en una carpeta del tamaño no despreciable de 7.4GB

Mírelo, analícelo y si tiene tiempo para perder en su vida... ¡juéguelo!... es terapéutico.
Ahora los dejo con una de las presentaciones y con dos los links relacionados al juego.


Blizzard.com
Los señores que inventaron esta maravilla.

One.cl
Página de Wow para chilensis sin lucas que optan por un un servidor administrado por Jack Sparrow