Skip navigation.
Home
 

Consejos para ir a un Gimnasio

Imagen de el Kili


Cada año para estas fechas, si no es que un poco antes, comenzamos irremediablemente a pensar en el verano; en el sol, la playa, fiestas de fin de año y en un segundo... cuac, la figura ya no es la misma que teníamos en aquellos años mozos de la juventud. Solución....ENTRAR A UN GIMNASIO, DIETAS, BRUJERIAS, ETC. Mi posición personal es que haciendo ejercicios, uno mejora el estado físico y ayuda a relajarse en esta fecha donde el estrés esta a la orden del día.

He aquí mis consejos para ir a un Gimnasio.

Primero que todo, hazte el tiempo para ir, no se saca nada con inscribirte en uno y no ir nunca... "tipo 1: noooo, si yo 'toy inscrito en un gimnasio increible, muy bueno, este ya es el tercer mes que voy... tipo 2: ah, mira tú, qué bien. Oye pero estás como igual. ¿Cuántas veces a la semana vas?... Tipo 1: He ido tres veces no más, pero es increíble el gym." Eso no sirve mucho.

Segundo: Si te da lata ir solo... pues busca a alguien que también le de lata ir solo y ya está.

Tercero: Inscríbete en un gimnasio donde te hagan un chequeo previo y una rutina adecuada a tus capacidades físicas actuales. No trates de levantar el mismo peso que aquel gorila que está en la esquina. Lo más seguro es que si lo haces, termines lesionado.

Cuarto: Música, indispensable en estos tiempos para ir a un gimnasio. Carga tu reproductor de música con canciones que te den ánimo, y tengan un ritmo adecuado para que lo sigas mientras intentas bajar esos kilos que sobran por ahí.

Quinto: No es necesario que te compres ropa nueva sólo para ir. Ocupa un pantalon cómodo, un short y una polera. El resto son las ganas de ir. Aunque nunca es malo tener zapatillas livianas y cómodas para hacer ejercicio.

Sexto: Agua. Lleva una botella pequeña para que, si te da sed, en medio de una rutina de ejercicios no tengas que parar para ir a tomar agua al otro lado del gimnasio.

Séptimo: Lleva una pequeña toalla. Un poco cliché, pero sirve mucho, para secarte el sudor en la cara, el cuello y, sobre todo, de las manos.

Octavo: Cambio de ropa, toalla grande, jabón, shampoo y chalas. Dúchate luego de hacer deporte. No es agradable ir en el metro al lado del tipo más hediondo del mundo. Tal cual un spot publicitario, cuando ellas sudan se ven sexy, cuando tu sudas, apestas!

Esperando que todos estén mejor y más claros con estos simples tips,
se despide

su buen vecino
el Kili