Skip navigation.
Home
 

Generación Reggaetón

Imagen de Un Mono

A propósito del post del Kili sobre el reggaetón, anoche hablábamos con él y Colors sobre la generación pokèmon. ¿De dónde viene esa estética? ¿Perdurará? ¿Qué objetivos persigue como tribu urbana, qué cambios espera producir, qué.... qué...? ¿Qué onda con los pokemones?
La cosa se explica medianamente con cosas como Generación Y/Generación X y teorías así.

Seguir leyendo.

El origen de la estética yo lo centraría en Japón, que hace rato viene con cosas de ese estilo, como las ganguro, las Lolitas, modas relacionadas con los otaku (modas wannabes, principalmente) y músicos J-Pop. De ahí, un peloteo bastante rápido a Europa y ¡pum! Plaga en Chile, globalización mediante.
El asunto es que acá la estética se mezcla fuertemente con el reggaetón, que en el resto del mundo no se liga tanto con ella.

Pero ¿a qué apunta alguien al hacerse pokemón? Los punketas buscan generar cambios, los hippies tenían su volada social, los hip-hoperos alegan contra la sociedad.... Todos, aunque sea burdamente, tienen un objetivo.

Pero los pokemones no. Su estilo es sólo estético, cosa que a algunos les puede parecer aberrante, pero que no es novedoso en la historia humana.

La alternancia entre generaciones fomentadoras de cambio, neutras y sibaritas ha sido una constante que durante el siglo XX se volvió muy veloz. Al punto de marcar generaciones por décadas, en lugar de hacerlo por siglos.

Me explico. La cosa suele avanzar más o menos así: Primero, aparece una generación que, hastiada por la situación social, decide producir cambios, y trata de desordenarlo todo. Por ejemplo, la generación de los '60 y '70. Bien, no he dicho que sean una generación que LOGRE cambios. Pero lo intentan.
Después, viene una generación que hereda el estrepitoso fracaso de sus padres, en general se tragan todos los "desechos generacionales" que quedan, y suelen intentar ocuparse mejor de sus propios asuntos que de hacer estupideces utópicas. O sea, nosotros, la generación que ahora tenemos veintitantos y treintaitantos. Porque mucho anarquismo consecuente, grunges, punketas y hasta rastafaris, pero de cambios trascendentes, como mucho en lo comunicacional (y los que hicieron eso no fueron punks, ni nihilistas armados, fueron nerds y empresarios).
Y después de esta generación, viene una de excesos y disfrute, con todo lo que le dejaron las dos anteriores. En Chile, una generación que tiene una democracia pasable (aguantable), repunte económico, internet, salas CRA, bibliotecas decentes, un celular por persona (y tres para tu dealer oficial) y más de seis canales en la televisión. ¿Generar cambios, proponer cosas? ¿Para qué? Ya serán sus hijos los que decidan hacer algo y jodan todo.

Dejen que esta nueva generación disfrute. Mi yo de 14 años los envidia un poco.

Aunque encuentro de pésimo gusto el estilo pokemón. Además de ser poco práctica con tanto proceso.