Skip navigation.
Home
 

Donar Sangre

Imagen de The Bartender


Hoy fui a donar sangre. Sin ser particularmente amante de las agujas, considero que dar sangre es una de esas cosas que todo ser humano tiene que hacer al menos un par de veces en la vida, primero como experiencia y por un asunto de responsabilidad para con tu sociedad (hoy por ti, mañana por mí), y segundo, porque nadie está exento (o más bien todos estamos expuestos) a que alguna vez le pase algo a una persona que quieres....

Bueno, partí con mi mejor cara y la mente puesta en evitar la imagen de la jeringa que me rondaba. Mi destino, el hospital San Borja Arriarán. Mi primera queja, los horarios, el banco de sangre de esta institución en particular recibe solo entre 8:00 a 15:30 hrs. Por ahí vi el horario de otro recinto y era como entre 12:00 y 17:00, en ambos casos, de lunes a viernes y ya. Linda manera de incentivar a los donantes, uno puede sólo ir en horario de oficina con los problemas que eso le acarrea al normal de las personas. Yo claramente tuve que pedir permiso y partí a eso de las 12.
Como la cosa me queda lejos, llegué más cerca de la una, y tuve entonces la feliz tarea de dar con el sucucho donde te exprimen las venas. "Dese la vuelta, entre por el estacionamiento"... yap ...tac tac tac ... " siga, hasta el fondo, donde esta el cartel de no estacionar, y doble a la izquierda y a la izquierda"
¿Señalización? ninguna, sólo un pequeño cartel en una enorme puerta cerrada que en letras de no mas de 15cm decía Banco de sangre.
Hasta que encontré el boliche ya eran la 1PM (otra forma de incentivar al donante).

Toqué el timbre, nadie abrió, y un caballero que estaba sentado con cara de paciente se asomó a decirme, entre no mas si esta abierto. Efectivamente era paciente, de las enfermeras ni sombra.
Me colé hasta más adentro y salió una señora bajita.
TBT "vengo a dar sangre",
LVCH " ya, deme su carné, ¿almorzó?"
TBT "desayuné tarde"
LVCH "bien, siéntese"

Al rato me van a buscar un par de practicantes, me toman la presión, pulso, los datos, aprovecho de decir a quien quiero beneficiar con el elixir de mis venas, y partimos a sentarnos de nuevo, a esperar que me llamaran para la entrevista personal.
Había igual harta gente, así que me predispuse a esperar... y esperar... y esperar.
Entremedio cambiaron de turno, exprimieron como a 5 personas, y cuando finalmente me llamaron me dice LVCH "no vamos a sacarle sangre, ya cumplimos con la cuota de hoy, así que aquí tiene el papel que certifica que donó, el banco responde por la sangre", eran las 14:05 (o sea que cerraron como hora y media antes)

¡¡PLOOOPPP!!

Me quedé un poco con la sensación de que me habían estafado la oportunidad de hacer mi buena obra del día, aunque el pinchazo francamente no lo eché de menos.

Primer punto, ¿¿¿no podrían haberme avisado antes??? (Considerando que había huido del templo del trabajo).
Segundo, ¿como está eso de que el banco responde por mi sangre?
Me quedó la duda si responden con las donaciones de los voluntarios que van sin destinatario en específico, ¿o es simplemente que piden sangre de más cada vez que alguien se opera, para tapar con los "excedentes" en este tipo de casos?

Que opinan?

PS: harto feo el boliche además, la precariedad de los hospitales públicos llega la punto de hacerme dudar de la higene.