Skip navigation.
Home
 

¡Vamos que se puede! O la historia de Steve Fosset

Imagen de Fencer

El 15 de Febrero de este año Steve Fosset fue declarado legalmente muerto. Quién cresta es Steve Fosset, se preguntarán ustedes, y es lo que les voy a contar.

Nuestro querido Steve nació hace algún tiempo atrás(en 1944 para ser exactos), y desde pequeño, siendo boy-scout, decidió que el quería lograr record mundiales... hartos. El problema, es que Steve no era particularmente talentoso para deportes, ni alto, ni musculoso, era un niño más bien redondito, y normal. Pero, él estaba muy determinado a conseguir records mundiales.

Después de hacer su fortuna (que da para otra historia), empezó a proponerse records y lograrlos. Para que tengan una idea, consiguió 116 records en 5 deportes differentes, de los cuales aún se mantienen sólo 60. Logró records en aviación, planeador, en globo, en bote, nadando, y esquiando. A completado las 24 horas de le-mans (dos veces y la primera a los 50 años), el Paris-Dakar, el ironman de Hawai, cruzo el canal de la mancha (siendo que originalmente no era buen nadador), la maratón de Boston, la ultramaratón de Colorado (que es en altura), ha escalado los montañas más altas en 6 de los 7 continentes (no pudo con el Everest por que es... ASMÁTICO!!!).

Lo interesante, es que el no era bueno originalmente para los deportes en los cuales tiene records. Por ejemplo, le empezó a interesar el esquí de campo traviesa y practicó y practicó hasta que logró entrar en competencias y hasta que logró el record. Le costo 4 intentos cruzar el canal de la Mancha. Es decir, se dedicaba y era tenaz. Todos los días se levantaba y decía ¡Vamos que se puede!. No corría riesgos estúpidos, si no que creía en la disciplina, el esfuerzo y entender perfectamente cuales son tus límites. Nunca intentó correr los 100 metros planos, pero si fue capaz de dar la vuelta al mundo en globo(la dio sólo a los 58 años), en bote y en avión (también la hizo una vez sólo). Para dar la vuelta al mundo en globo, lo tuvo que intentar 6 veces. También tiene el record de velocidad en Zeppelin.

En Septiembre del 2007, partió como tantas veces, en su avión para pasear por el desierto de Nevada. Nunca volvió. Y el mundo perdió a uno de sus más grandes aventureros y ejemplo de que el límite de nuestros sueños lo ponemos nosotros mismos.