Skip navigation.
Home
 

Bitácora del Capitán: Las Vegas, Nevada.

Imagen de Fencer

Después de conocer las maravillas de el Gran Cañon, estuve unos días en Las Vegas, Nevada, la ciudad del pecado. La verdad es que no me gustó mucho Las Vegas. Pero vamos por parte.

La parte más turística de la ciudad es la calle principal llamada "strip" donde están ubicados los hoteles principales. Todos tienen como motivos, o temas. Está el Luxor (pirámides y Egipto), Excalibur(Medieval), Tropicana, Paris, New York- New York, etc. En general los hoteles son super bonitos y tienen shows gratis, como las fuentes del Bellagio, que son increíbles, o los leones del MGM, o las estatuas que se mueven del Caesar´s Palace.

Todos estos hoteles, además son casinos y hay más casinos que no son hoteles. En todas parte esta lleno de maquinitas para apostar, en los supermecados, en el aeropuerto en tiendas chicas y tiendas grandes, asi que uno puede pasar apostando. A mi me gusta apostar, pero la verdad es que no lo hice mucho, por que no andaba mucho con ganas, ni con plata.

Fui a una boda en Las Vegas, que a pesar de no tener a Elvis, fue entretenida y la verdad bastante bonita, asi que supongo que no todas las bodas alla son para la chacota.

Lo que no me gustó mucho de la ciudad, en realidad, fue la gente que pulula por ahí. Es como super decadente ver gente ebria todo el día, todos los dias, apostando, gente de toda edad enajenada por el juego. En las tardes y noches, se llena de gente ofreciendote prostitutas (que son legales en Nevada), y más tarde uno se cruza con el mercado y lo que es peor con los jefes de las señoritas. Ahí es donde la ciudad se pone mas oscura y patética de lo que yo puedo soportar. Me tocó ver "pimps" gritándole y casi pegándole a sus niñas, ver jovencitas que aparentaban 15 años siendo subidas bastante a la fuerza a autos llenos de jóvenes ebrios esperando tener "la" noche de sus vidas, gente caminando con boas intentando iniciar peleas, más prostitutas intentando agarrarte, en el sentido más literal de la palabra, gente ofreciendo drogas y viajes místicos y miles de curados vomitando o gritando a los cuatro vientos que perdieron la plata y que necesitan más para recuperarla...

Para los que no sepan, en los casinos en Estados Unidos, no existen las ventanas y el alcohol es gratis, mientras uno esté apostando, así que como comprenderan, es muy fácil perder la compostura en Las Vegas y creo que ese es el punto. Todo el mundo se viste o comodo para soportar el calor o para mostrar las presas, ya sean apetecibles o no.

Creo que a mucha gente le va a gustar este tipo de panorama o viaje, pero al menos para mi, tanta fiesta sin "consecuencias" me cansó y como que me recordó lo patético y lo bajo que podemos llegar a ser. A mi me encanta tomar unas buenas cervezas o un buen vino en buena compañia, pero es otra cosa hacer de eso algo público, anónimo y validarlo como la única fuente de "felicidad". Como que me di cuenta de que algunos excesos es mejor no cometer, y Las Vegas te llama a cometer TODOS los excesos. Trago gratis, comida buenísima y barata, sexo, drogas y rock & roll. Creo que me gusta tener más el control de mis excesos y sólo excederme en la compañia de mis amigos y no en vitrina al mundo.

You killed my Father... Prepare to die